Suscribase al Boletin de Mineria Al Dia .
Mineria Anuncie en Mineria Al Dia

Los proyectos mineros se estancaron en Ecuador

: Ecuador |
     
proyectos mineros

Ecuador.- Los proyectos mineros se estancaron en Ecuador La actividad minera a gran escala en el Ecuador no llega a materializarse. Por el contrario, desde la firma del único contrato -para la explotación de cobre- entre la empresa china Ecuacorriente y el Gobierno se ha dado un hecho que refleja el retroceso del sector. La compañía canadiense Iamgold vendió la concesión del proyecto Quimsacocha a la firma júnior INV, también canadiense. El acuerdo de transacción se dio el pasado 21 de junio en Toronto Canadá, según informaron medios especializados en minería como Canadian Mining Journal.

A cambio de hacerse cargo del proyecto Quimsacocha, INV entregó a Iamgold cerca del 45% de sus acciones. Es decir, alrededor de 150 millones de acciones. Aunque la transacción no representó un intercambio monetario, la compra de Quimsacocha se valoró entre USD 16,5 millones y 30 millones. porque cada acción de INV oscila entre USD 0,11 y USD 0,20. Pero el proyecto en producción podría generar hasta USD 5 280 millones, ya que tiene un recurso de 3,3 millones de onzas de oro y cada onza vale USD 1 600.

Este valor, sin embargo, se reduce en la operación de venta ya que cada onza de oro en tierra solo alcanza los USD 100. Así, Quimsacocha tendría un precio no menor a USD 330 millones. ¿Por qué la diferencia tan abismal de precios en la venta del proyecto? Técnicos cercanos a Iamgold, que pidieron la reserva, indicaron dos razones. La venta se dio a ese valor en primer lugar porque si INV llega a explotar Quimsacocha, Iamgold también tendría participación al haber adquirió el 45% de las acciones de la primera compañía. La segunda razón para la transacción fue que Iamgold se cansó de trabajar en el Ecuador durante más de 12 años sin poder poner en marcha el proyecto. Quimsacocha fue explorado desde 1991 por Cogema, Newmont y TBX.

Durante nueve años invirtieron USD 10 millones sin tener éxitos comerciales. En el 2000 la concesión pasó a manos de Iamgold y desde el 2003 se inició la fase de exploración avanzada. En cinco años invirtió USD 40 millones al perforar 60 000 metros de roca y definir un depósito de 3,3 millones de onzas de oro, en reservas. Entre el 2007 y 2008 llevó a cabo los estudios de prefactibilidad y comenzó la etapa final para definir el diseño de la mina a fin de comenzar a producir en el 2011. Sin embargo, el mandato minero de abril del 2008 detuvo toda su operación y de allí hasta que pudieran retomar sus actividades pasaron casi tres años.

Todo este conjunto de retrasos y trabas desanimó a los inversionistas, pero las gotas que derramaron el vaso fueron el acuerdo entre Kinross y el Gobierno, en diciembre del 2011, y la firma del contrato con Ecuacorriente. Los técnicos de Iamgold insisten en que el impuesto a las ganancias extraordinarias, sumado a la carga tributaria total, redujo significativamente la rentabilidad de Quimsacocha, haciendo prácticamente inviable el negocio minero dentro del Ecuador. Por ello, decidieron ceder el proyecto a otra compañía.

Las perspectivas para el resto de las compañías no es más alentadora. Kinross continúa negociando su contrato para explotar el proyecto Fruta del Norte desde febrero del 2011 sin llegar a un acuerdo, al igual que la estadounidense IMC para explotar Río Blanco. No hay aún indicios de que el tema se concrete. Punto de vista Daniel Philco Máster en geología. ‘Los impuestos hacen inviable el negocio’ El Gobierno habló del despegue de la minería en el país con la firma del contrato de Mirador, pero ello está lejos de ser una realidad.

La minería es una industria de altísimo riesgo y en el Ecuador los impuestos hacen inviable el negocio.Entre impuestos y regalías, el Estado propone recibir de los contratos entre el 58% y 60% de las utilidades cuando en países como Perú, Argentina, Colombia, Angola o Sudáfrica esa participación no supera el 30%.
(El Comercio)